CONFIRMAN LA CONDENA INDEMNIZATORIA A LA CIUDAD DE BUENOS AIRES POR UN BEBÉ FALLECIDO EN SITUACIÓN DE CALLE POR UNA NEUMOPATÍA.

La Sala I de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario, con voto de la jueza Mariana Díaz y del juez Carlos Balbín, confirmó con fecha del 14 de marzo pasado, la sentencia de primera instancia por la cual se condenó al Poder Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires a abonar una indemnización a los padres y hermanos menores de edad, en el primer caso de daños y perjuicios contra el Estado, por el fallecimiento de un bebé en situación de calle, a causa de una neumopatía, ocurrido en julio de 2010.

El G.C.B.A. había apelado la sentencia del juez de primera instancia Víctor Trionfetti, sobre la base de la inexistencia de nexo causal entre la muerte del niño y su situación de calle, dado que los padres no habían aceptado ingresar a un parador.

Los padres y el Asesor Tutelar de Cámara Gustavo Moreno (en representación de los hermanos menores de edad) pidieron el rechazo del recurso de apelación del gobierno, y en consecuencia, la Cámara de Apelaciones confirmó la sentencia de primera instancia.

Para ello, la jueza Mariana Díaz sostuvo que el GCBA primero reconoció la prioridad en el acceso a un subsidio habitacional, y luego, manteniéndose la situación de vulnerabilidad, no renovó el otorgamiento del beneficio citado, configurándose de tal modo, la falta de servicio imputable al gobierno; quien estaba advertido de la peligrosidad que significaba para la madre y el recién nacido la situación de calle, por lo que era previsible algún perjuicio.

Por su parte, el juez Carlos Balbín sostuvo que al momento del nacimiento del niño, hacía meses que el grupo familiar que conformaban su madre, su padre y cinco hermanos menores de edad, vivía en la calle, y que al fallecer del niño por una neumopatía, la familia vivía debajo de la Autopista 25 de Mayo en la intersección de las calles Pichincha y Cochabamba; encontrándose acreditado que el GCBA se encontraba al tanto de la situación crítica que atravesaba la familia, incluso antes del nacimiento, y pese a ello no brindó una solución adecuada.