Los pibes le pusieron el cuerpo a la Educación

Es auspicioso el llamado de la Ministra de Educación al diálogo con los/as alumnos/as de la escuelas secundarias por la reforma educativa.

Es bueno también que sea en el ámbito de la mediación del Defensor del Pueblo.

Sí lamento que no convoquen a los asesores tutelares (defensores de los derechos de los estudiantes, que logramos hacer cesar judicialmente el instructivo que criminalizaba las tomas), como lo hemos hecho nosotros en las audiencias judiciales donde todos fueron aceptados. Es llamativo...

Como también asombra que los gremios docentes (a los cuales los chicos apoyaron en el reclamo salarial) no se animaran a esbozar una medida de fuerza en apoyo a los centros de estudiantes, objetando la reforma educativa... Quizás están de acuerdo con la Escuela del Futuro...

También llama la atención la falta de apoyo de los ilustres políticos del campo nacional y popular, en apoyo a los chicos. Será que las tomas no son bien vistas por el electorado de clase media porteño, y se puede perder algún voto.

Los únicos que le han puesto el cuerpo a la educación son los estudiantes, quienes reclamaron la participación que reconocen los instrumentos internacionales, y la ley argentina.

Lograron visibilizar una reforma educativa que se pensaba hacer sin participación ni debate. Sostuvieron las tomas a pesar de la criminalización que propiciaba el Ministerio de Educación.
Y ya lograron que el propio Ministerio de Educación revisara sus documentos de trabajos sobre la reforma educativa.
A ellos mis felicitaciones!

Solamente espero que el diálogo lleve a la suspensión de la reforma; a la visibilización del proyecto oficial de la reforma que aún no se conoce; a la apertura del debate sobre la reforma durante el año 2018 (sin perjuicio de la implementación piloto en la escuelas donde los docentes y estudiantes así lo acepten); y el consecuente levantamiento de las tomas de las escuelas.

Gustavo Daniel Moreno. Asesor Tutelar ante la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario.